Cómo hacer una mudanza express: 5 claves para evitar el estrés

Una mudanza puede ser estresante, pero si la preparas antes de la fecha de salida, podrás hacerla de forma relajada. Piensa en la logística y contrata a una empresa de mudanzas profesional para que te ayude a trasladar tus muebles a tu nueva vivienda.

En este artículo te damos algunos consejos para evitar problemas en una mudanza y como prepararte para el traslado de tus pertenencias de forma ágil y segura.

1. Consigue cajas de cartón para mudanzas

Cuando se piensa en una mudanza, también se piensa en cajas para empaquetar todo lo que tenemos guardado en los armarios de nuestra casa. Puede que las cajas de cartón no sean especialmente glamurosas, pero son un elemento indispensable que te ayudará a organizar tu mudanza.

Puedes comprar cajas de cartón fácilmente en tiendas de bricolaje, tiendas de muebles, empresas de alquiler de trasteros, en Amazon, etc. Es aconsejable buscar cajas de mudanza diferentes tamaños para aprovechar mejor cada espacio.

Pero ten cuidado, debes llenar bien las cajas. En particular, asegúrate de distribuir bien el peso de los objetos personales para que no se dañen durante el transporte. Como normal general lo más pesado debe ir siempre abajo y lo más ligero o delicado arriba.

También debes evitar cargar algunas cajas con demasiado peso, como por ejemplo una caja entera de libros. Es más recomendable organizar las cajas mezclando los libros con otros artículos más ligeros como ropa, mantas, etc. para facilitar el transporte.

2. Organiza la mudanza antes del traslado

Las cajas de cartón para mudanza no sólo te servirán para transportar todas tus pertenencias, sino también para protegerlas durante la mudanza. Debes etiquetar claramente cada caja indicando lo que hay dentro de cada una de ellas.

Esto te ayudará a tener controlados todos los objetos, te facilitará la carga en el camión de la mudanza y el desempaquetado será mucho más sencillo y rápido cuando llegues a tu nueva casa. Etiquetar las cajas también puede ser útil si vas a alquilar un trastero o un guardamuebles para guardarlas temporalmente durante tu traslado.

Si vives en un piso, comprueba las medidas del ascensor o de las escaleras para asegurarte de que tus muebles pueden pasar sin ser desmontados.

3. Considera alquilar un trastero o un guardamuebles

Si te vas a mudar lejos o tienes que dejar tu vivienda antigua antes de que te den la nueva, siempre es una buena idea considerar el alquiler de un trastero para guardar temporalmente los muebles, la ropa o las cajas de mudanza.

Los muebles pueden ser difíciles de trasladar a tu nueva casa o piso, por lo que un guardamuebles es una buena manera de facilitar la tarea y hacer que tu mudanza sea más tranquila. Si necesitas alquilar una furgoneta o contratar un servicio de transporte de mercancías, muchas empresas de trasteros suelen ofrecer el servicio de traslado o transporte de muebles por lo que te recomendamos contactar con varias y preguntar por esta opción.

Alquilar un trastero barato para guardar muebles durante una mudanza es la opción más recomendada para aquellas personas que desean hacer el traslado con tranquilidad y quieren que sus objetos personales estén seguros mientras le dan la llave de su nueva casa.

Si planificas la mudanza con suficiente antelación, también puedes aprovechar para hacer por fin esa gran limpieza de objetos que tanto tiempo llevas esperando. Puedes vender las cosas o la ropa que ya no utilices en páginas de segunda mano y, al mismo tiempo, reducirás el número de cajas y objetos que tienes que transportar.

Esto es especialmente útil en el caso de muebles grandes. También tienes la opción de donar la ropa que ya no utilices a organizaciones benéficas o a algún amigo o familiar. Lo que no se pueda aprovechar deberías reciclarlo en algún punto limpio de tu ciudad. En cualquier caso, la idea es deshacerse de todo aquello que ya no es útil para facilitar el traslado y ganar espacio en tu nueva vivienda.

4. Elije empresas de mudanzas profesionales

Existen empresas especializadas en mudanzas y, si contrata a estos expertos, puedes estar seguro al 100% de que tu traslado se realizará sin problemas. Las empresas de mudanzas se encargan de todo el proceso y trabajan para hacerte la vida más fácil con todos los pasos logísticos de su mudanza. Estas son algunas de las ventajas de contratar una empresa de mudanza:

  • Ahorrarás tiempo: si una empresa de mudanzas profesional se encarga de la logística de tu mudanza, podrás centrarte plenamente en los demás retos que supondrá este nuevo cambio en tu vida.
  • Reducirás el estrés y la fatiga durante la mudanza: los equipos de profesionales de la mudanza pueden garantizarte un servicio integral ya que están preparados para solucionar todas las eventualidades y complicaciones.
  • Te beneficiarás de una mejor logística: las empresas de transporte de enseres se encargan desde la recogida de objetos en tu domicilio inicial hasta la colocación de tus pertenencias en tu nueva casa. El proceso de transporte se simplifica y es más seguro.

5. ¿Has pensado en alquilar una furgoneta para hacer tu mudanza?

Si tienes tiempo para organizar tu mudanza y quieres encargarte del transporte personalmente sin contratar una empresa de mudanzas, tienes la opción de alquilar una furgoneta o un pequeño camión para trasladar tus cosas.

Contacta con varias empresas de alquiler de furgonetas en tu ciudad y pide varios presupuestos. El precio de alquilar un vehículo sin conductor para hacer una mudanza depende principalmente del espacio que necesites para guardar todos tus muebles.

Las empresas de alquiler de vehículos también tienen en cuenta el kilometraje, los días contratados y el tipo de vehículo necesario. No es lo mismo alquilar un camión de 3.500 kg. que una furgoneta pequeña para trasladar algunas cajas.

En conclusión

Mucha gente piensa en cómo hacer una mudanza express más práctica y organizada y evitar el estrés que conlleva. El secreto está en planificar el traslado con la mayor antelación posible, mantener la calma y organizar todo lo que se va a trasladar teniendo en cuenta cada detalle.

Puedes comprar cajas de mudanza para organizar tus cosas, alquilar un trastero para guardar muebles mientras te dan la casa nueva, contratar una empresa de mudanzas para facilitar el transporte de muebles y electrodomésticos pesados o alquilar una furgoneta para ahorrar dinero en el traslado y encargarte tu mismo de la mudanza hasta tu nuevo hogar.