Cómo ser el mejor agente inmobiliario y aumentar tu facturación

¿Te gustaría ser el mejor agente inmobiliario y ganar altas comisiones por ventas? En este artículo hemos recopilado los mejores consejos para convertirte en un agente inmobiliario profesional y destacar en el sector.

Si ya trabajas en una agencia inmobiliaria o estás interesado en empezar tu carrera como agente inmobiliario, seguro que eres consciente de que hoy en día hay mucha competencia.

Por lo tanto, es importante tener una buena formación e intentar desarrollar y mejorar ciertas habilidades para destacar entre los demás agentes inmobiliarios.

¡Coge bolígrafo y papel porque estos tips pueden ayudarte a ganar mucho dinero vendiendo bienes inmuebles!

Consejos para ser el mejor agente inmobiliario

Para ser un agente inmobiliario top en ventas y comisiones debes estar dispuesto a aprender de forma constante y adaptarte a nuevos métodos y oportunidades. Sigue estos consejos y conviértete en el mejor agente de tu zona.

Invierte en formación inmobiliaria.

Para convertirte en agente inmobiliario, probablemente haya tenido que pasar por diferentes tipos de formación. Aunque creas que ya tienes un gran conocimiento, es imprescindible que sigas formándote aprendiendo nuevos contenidos y refrescando lo que ya has aprendido.

El sector inmobiliario está en constante evolución, por lo que debes conocer las últimas estrategias de marketing inmobiliario, estar familiarizado con las redes sociales, saber utilizar diferentes programas de software, etc.

Recuerda que las cuestiones financieras desempeñarán un papel importante en su trabajo, ya que asesorará a los clientes. No descartes la formación en este ámbito. Muy pocos agentes tienen un conocimiento profundo acerca de la financiación y la fiscalidad.

Tus clientes agradecerán que les informes acerca de los aspectos económicos y las consecuencias que les va a suponer comprar o vender su vivienda. Si te conviertes en un agente inmobiliario experto en el ámbito económico conseguirás más y mejores exclusivas y por tanto aumentará tu facturación.

Mejora tus habilidades personales.

Intenta desarrollar ciertas cualidades como la perseverancia y la capacidad de escuchar. Este trabajo es muy satisfactorio, pero también puede ser frustrante a veces, por lo que hay que demostrar una gran capacidad superación.

Por otro lado, hay que saber atender bien a los clientes, mostrar empatía por ellos y reconocer sus necesidades desde el inicio de la relación.

Por ejemplo, durante una visita a un inmueble con los compradores muchos agentes se centran en describir las características y ventajas de una propiedad sin interesarse por los intereses reales del cliente. Este es un grave error que hará que los interesados pierdan la confianza en tus servicios.

Recuerda que este negocio se basa en las relaciones personales. Si consigues conectar con tus clientes tanto compradores como vendedores no solo conseguirás firmar más exclusivas y más contratos de venta, sino que además estos clientes te recomendarán a sus amigos y familiares.

¡Las recomendaciones van a multiplicar tus ingresos!

Conoce tu zona a fondo.

Uno de los mayores errores que impide tener éxito a los agentes inmobiliarios es no conocer la zona en la que trabajan adecuadamente.

Recuerda que el cliente que visita un piso o tu oficina inmobiliaria no sólo está interesado en conocer el inmueble, sino también en informarse sobre los alrededores por lo que debes estar preparado para contestar a cualquier pregunta al respecto.

Estudia a fondo las características de la zona en la que trabajas, debes conocer todos los servicios existentes: colegios, guarderías, institutos, paradas de autobús, farmacias, supermercados, gimnasios, parques, zonas de juego para niños, etc.

En resumen, tienes que convertirte en un guía experto de la zona donde se encuentra el piso o la casa que estás vendiendo o en la que estés captando inmuebles.

Hazte un experto en negociación.

Aprender a negociar debe ser una de las tareas marcadas como prioridad en tu agenda. Recuerda que el agente debe ser quien guíe la gestión de la compra venta.

Aunque a veces seas un poco flexible, debes mostrar seriedad en tu trabajo, esto proporcionará más seguridad a tus clientes. Por supuesto, el proceso de negociación debe ir acompañado de empatía y sensibilidad hacia las necesidades de los vendedores y compradores.

La organización es la clave

En una agencia inmobiliaria se realizan multitud de tareas: atender llamadas, visitar inmuebles, asesorar a los propietarios y compradores, organizar eventos, etc.

El manejo del tiempo y la duración de las tareas es fundamental en el desempeño de los agentes inmobiliarios.

Por este motivo necesitas organizar tu agenda perfectamente para no perder el tiempo y no olvidar cuáles son las acciones que te reportan mayores ingresos.

Dedica un rato cada día por la mañana para repasar cuáles son las tareas que vas a realizar durante tu jornada de trabajo, y otro momento a la noche para preparar la agenda del día siguiente.

Céntrate en una zona y un tipo de inmueble.

Un error que suelen cometer los agentes inexpertos es no centrarse en una zona y una tipología de inmueble.

Aunque al principio pueda parecer buena idea captar inmuebles en distintas zonas y de diferentes características, a largo plazo puede afectar a tu facturación.

Centrar tus esfuerzos en captar propiedades similares en una zona delimitada tiene varias ventajas. Una de ellas es que poco a poco los vecinos del lugar te irán conociendo y aumentarán los clientes que te contactan por recomendación, que son los más interesantes.

Otra ventaja es que al tener en cartera varios inmuebles en la misma zona con precios similares tienes la ventaja de poder enseñárselos todos a un mismo comprador y facilitará la venta, mientras que si tu cartera es demasiado variada te costará mucho más esfuerzo y tiempo encontrar interesados para cada vivienda.

Además, trabajar en una zona concreta te ahorrará mucho tiempo en los desplazamientos y te ayudará a valorar los inmuebles con mayor precisión. Todo esto aumentará tus captaciones en exclusiva y generarás más ingresos.

Permanece atento a las nuevas tendencias.

El sector inmobiliario se encuentra en constante evolución y cada día se conocen novedades de interés para los agentes inmobiliarios.

Si quieres ser el mejor agente inmobiliario de tu oficina o de tu zona debes seguir a los influencers inmobiliarios en redes sociales, escuchar podcasts del sector y leer las noticias inmobiliarias. ¡También es buena idea añadir este blog a favoritos para no perderte los próximos artículos y mantenerte actualizado!

En conclusión

En definitiva, para ser el mejor agente inmobiliario, debes tener en cuenta una serie de factores y características que te ayudarán a destacar entre la competencia.

No olvides actualizar constantemente tu formación en el sector y mostrar a tus clientes ciertas cualidades como la empatía, la capacidad de escucha, la fiabilidad, el optimismo y la resiliencia.

Esperamos que estos consejos sobre formación inmobiliaria te ayuden a destacar en el sector, captar más inmuebles y aumentar tus ventas.